top of page

La Batalla de Argentina por la Equidad: Desentrañando el Impacto de las Reformas Económicas Radicales del Presidente Milei en las Comunidades Indígenas y Negras



Esta semana, Argentina ha visto a miles de personas salir a las calles en protesta en ciudades de todo el país, luego de que el nuevo presidente Javier Milei promulgara el Decreto de Necesidad y Urgencia, una medida destinada a abrir drásticamente la economía argentina. Esta radical reforma económica, que incluye la eliminación de disposiciones destinadas a proteger a la clase trabajadora, a los inmigrantes y a las comunidades indígenas, es el futuro neoliberal que Milei prometió durante su campaña. Milei ganó con una plataforma de xenofobia, negación del cambio climático, una política exterior centrada en Estados Unidos y una misión de liberalizar la economía argentina. La crisis inflacionaria de Argentina estuvo en el centro de las elecciones, ya que la tasa actual del país es astronómica, alcanzando el 147%, lo que convierte a Argentina en el mayor deudor del Fondo Monetario Internacional. Las soluciones propuestas por Milei para los mayores problemas de Argentina cambiarán por completo el panorama político y económico del país y tendrán el impacto más perjudicial en las comunidades indígenas, pobres y en crecimiento de migrantes afrodescendientes en Argentina. Este patrón electoral de fascismo en América Latina ha tenido un impacto sustancial en los derechos humanos y ambientales. Lo hemos visto a través de la marea conservadora en Brasil, Perú y Ecuador, donde la continuación de políticas económicas neoliberales perpetúa defectos sistémicos subyacentes.


La negación de Milei del impacto humano en el cambio climático ya está teniendo un impacto directo en las comunidades indígenas y en los proyectos de extracción de recursos en Argentina, el cuarto productor de litio más grande del mundo. La mayoría de estas minas de litio se encuentran en Jujuy, que alberga a la mayoría de la población indígena de Argentina, incluyendo a los pueblos Atacama y Colla. Estas comunidades se han estado organizando para defender la tierra contra los impactos perjudiciales de la extracción de litio. Estas minas representan una creciente amenaza para el suministro de agua dulce, que ya escasea, y también contaminan la calidad del aire, afectando a las poblaciones locales, la biodiversidad y el ganado. El plan de Milei de privatizar y desregular la empresa estatal mayoritaria de energía de Argentina, Yacimientos Petrolíferos Fiscales, es especialmente peligroso. En la provincia de Neuquén, donde la YPS lleva a cabo la mayoría de sus proyectos, ya existe una historia de violaciones de los derechos y la autonomía indígenas. En 2013, la Confederación Mapuche Indígena llevó a cabo una serie de protestas contra un contrato entre la YPS y la compañía petrolera estadounidense Chevron, aprobado sin el consentimiento de las comunidades indígenas y que supuso numerosas violaciones de los derechos ambientales. La privatización de la YPS aumentaría el control extranjero sobre la energía de Argentina y limitaría aún más la supervisión del cumplimiento de las leyes ambientales. Además, el gobernador de Jujuy aprobó una nueva constitución provisional para la provincia este año que impone fuertes restricciones a la propiedad y a los métodos de protesta. Esto tendrá un impacto devastador en las más de 300 comunidades indígenas de Jujuy, no todas las cuales tienen documentos administrativos que les "otorguen legalmente" la tierra. En varias ocasiones, Milei ha hablado de su plan de fortalecer las leyes sobre la propiedad para acomodar los intereses privados extranjeros. Esta es una táctica colonial para robar tierras a las comunidades indígenas cuyo derecho a la tierra se remonta a antes de todos estos sistemas coloniales. La resistencia indígena continúa creciendo en las provincias de Jujuy y Neuquén contra el continuo robo de tierras en beneficio de la minería, ya que las comunidades indígenas siguen estando a la vanguardia de la crisis climática.


El impacto del plan de privatización de Milei también se extiende a la creciente población migrante negra de Argentina. En los últimos 15 años, Argentina ha experimentado un rápido aumento de la migración de Haití, Senegal, Brasil, Uruguay y Colombia, lo que ha creado una creciente comunidad negra en Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Después de la elección de Milei, el acceso de los migrantes a programas sociales como la educación y la atención médica gratuita ha estado directamente amenazado. El nuevo presidente ha propuesto excluir a los extranjeros no argentinos de participar en los beneficios de estos programas sociales. Sin embargo, esto no viene sin resistencia, ya que los afroargentinos y las comunidades migrantes negras recientes, especialmente en Buenos Aires, se han estado organizando para proteger y reconocer los derechos de las personas negras en Argentina. Esta solidaridad panafricana mostrada entre los afroargentinos y los migrantes negros se ejemplificó el pasado noviembre cuando se llevó a cabo la primera Marcha de la Historia Negra de Argentina en Buenos Aires. Afroargentinos, junto con haitianos, senegaleses, afrobrasileños y colombianos, se unieron para combatir el aumento del racismo y la xenofobia en Argentina.


Al igual que en los Estados Unidos y Brasil, el auge del extremismo de extrema derecha siempre afecta más duramente a las comunidades marginadas. Recortar y privatizar los programas sociales necesarios y limitar los derechos de las comunidades indígenas y migrantes crea las condiciones perfectas para que los gobiernos de derecha cumplan con sus ambiciones imperialistas. Esto lleva a que los gobiernos nacionales entreguen la autonomía local a poderes extranjeros y privados, que a menudo actúan sin rendir cuentas, como hemos visto en Panamá. La promesa de Milei de privatizar la educación y la atención médica, poner armas en las escuelas, ignorar los objetivos climáticos, restringir los derechos indígenas y migratorios y apoyar las guerras de Estados Unidos suena demasiado familiar al comienzo del fascismo y al declive de la democracia. A medida que la composición política, social y demográfica de Argentina cambia rápidamente, es importante mantener la solidaridad con todas las comunidades que enfrentan la amenaza de las ganancias sobre las personas.

1 Comment


ASC Group
ASC Group
Apr 10

AERB is a registration process managed by India’s Atomic Energy Regulatory Board. This is a critical regulatory step for any entity that uses ionizing radiation or operates nuclear facilities. It is a vital regulatory process that ensures entities using ionizing radiation, nuclear materials or operating nuclear facilities adhere to strict safety and cybersecurity standards. AERB Registration requires a comprehensive evaluation of safety and infrastructure procedures to ensure compliance. The registration is followed by regular audits and inspections to maintain the safety standards. AERB certification is crucial for protecting public health, the environmental, and national defense by ensuring responsible nuclear technology uses.

Like
bottom of page