top of page

Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres: Desafíos en la Salud Sexual y Reproductiva para Mujeres en Movilidad Humana

Durante la Conferencia Internacional de la Salud de las Mujeres en Costa Rica en 1987, la Red de Salud de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC) propuso establecer el 28 de mayo como el Día Internacional de Acción para la Salud de la Mujer. Desde ese año el 28 de mayo ha sido conmemorado por activistas defensoras de la salud y los derechos de las mujeres. Con este artículo se busca visibilizar los desafíos en materia de Salud Sexual y Reproductiva enfrentan las mujeres que cruzan la frontera de Panamá con Colombia. 


El Tapón del Darién, una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo, en la actualidad cada año  el número de personas que lo atraviesan ha venido aumentado de forma preocupante. Las mujeres migrantes, niñas y personas de la comunidad LGTBIQA+ en particular, se enfrentan a desafíos adicionales relacionados con la salud sexual y reproductiva, así como a un alto riesgo de ser victimas de violencia sexual y de género. Es importante mencionar que las intersecciones de raza, clase y preferencia sexual entre otras opresiones colocaran en mayor riesgos a personas afrodescendientes en particular a las mujeres y niñas y personas de la comunidad LGTBIQA+. 


Este artículo examina las cifras recientes del tránsito migratorio por el Tapón del Darién y visibiliza los desafíos  que enfrentan las mujeres en este peligroso cruce fronterizo. Además, se presentan las observaciones del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), que subrayan la necesidad urgente de tomar medidas para proteger a las mujeres migrantes y garantizar su acceso a la justicia y los servicios de salud.


Cifras Recientes del Tránsito por el Tapón del Darién


Antes de profundizar en los desafíos de salud, es importante entender el contexto migratorio reciente. El Tapón del Darién, una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo, ha visto un incremento significativo en el tránsito de personas en los últimos años.

  • Año 2022: 248,284 personas atravesaron el Tapón del Darién, de las cuales 69,114 eran mujeres y 40,438 menores de edad (16% del total en el caso de menores de edad).

  • Año 2023: Se registró un récord histórico con 520,085 personas cruzando la selva. De esta cifra, el 26% eran mujeres y el 22% menores de edad, con un 12% de niños y un 10% de niñas.

  • Enero a mayo 2024: La Operación Flujo Controlado de Migrantes ha registrado el tránsito de 159,810 personas hasta el 23 de mayo. De estas, 102,737 son de nacionalidad venezolana, 11,666 ecuatorianas, y 9,638 haitianas. También cruzaron 10,117 personas de nacionalidad colombiana, 9,589 procedentes de China, 1,483 de la India, 371 de nacionalidad cubana, y 14,159 de otras nacionalidades. En mayo han llegado 20,543 personas, de las cuales 16,447 son adultos y 4,096 menores de edad. Las cifras sugieren que 2024 podría superar los números del año 2023.




Desafíos en la Salud Sexual y Reproductiva


Las mujeres en condición de movilidad humana enfrentan múltiples desafíos en materia de salud sexual y reproductiva. Esta realidad se agrava por el escaso acceso a servicios médicos adecuados en la ruta migratoria, embarazos no deseados, los riesgos de sufrir cualquier tipo de violencia, principalmente la violencia sexual,  se debe sumar a  todo ello,  las condiciones extremas del tránsito migratorio que en este periodo se agrava  en la actualidad por el inicio de la temporada lluviosa, propia de la región. 


Algunos de estos desafíos son: 


  1. Acceso a Servicios de Salud: Las mujeres migrantes a menudo carecen de acceso a servicios de salud básicos, incluyendo atención prenatal y postnatal, anticonceptivos, y cuidados ginecológicos. La precariedad de estos servicios en una ruta como el Tapón del Darién, incrementa los riesgos de complicaciones de salud. Ante esta realidad desde la Organización Panamericana de la Salud, plantean que “la crisis en el Darién es un desafío humanitario que exige una respuesta urgente y coordinada. La mesa territorial bifronteriza para la salud es un paso en la dirección correcta, pero se necesita un mayor compromiso de todos los sectores para garantizar la salud y el bienestar de los migrantes que cruzan esta peligrosa selva. Nadie debe permanecer indiferente ante su sufrimiento. Es hora de actuar y unir fuerzas para salvar vidas”.

  2. Violencia de Género: La violencia sexual y de género es una preocupación crítica. Según informes de Médicos Sin Fronteras, en el último año, 676 mujeres fueron atendidas por violencia sexual, de las cuales el 9% eran menores de edad. En este contexto, el Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), emitió observaciones finales hacia Panamá en el año 2022, abordando tanto los avances positivos en la implementación de la Convención,  como las principales preocupaciones y recomendaciones. El Comité expresó una seria preocupación por la violencia de género que experimentan las mujeres migrantes que cruzan la frontera por el Tapón del Darién, incluidas la desaparición y la violencia sexual. Hizo un llamado a Panamá para que tome medidas sobre los riesgos de violencia de género que enfrentan las mujeres en esta área y para garantizar su acceso a la justicia en las zonas fronterizas. El Comité reconoce las medidas tomadas por el Estado para otorgar residencia temporal a mujeres migrantes víctimas de violencia de género durante un período de seis años. Sin embargo, también expresa preocupación por la prevalencia de la violencia de género contra mujeres migrantes, especialmente las afrodescendientes y de origen haitiano, que se encuentran en tránsito por el territorio del Estado en el Tapón del Darién. Esta violencia se manifiesta en desapariciones, violaciones, intimidación y amenazas por parte de grupos armados no estatales. Se destaca la dificultad que enfrentan las sobrevivientes para acceder a la justicia, recursos, atención psicosocial, servicios de salud y reparación.” La gravedad de la situación requiere una respuesta integral que aborde tanto la prevención como la atención a las víctimas. Es esencial que se implementen medidas efectivas para proteger a las mujeres migrantes y garantizar su acceso a servicios de apoyo y justicia. A pesar de que Panamá cuenta con normativas para atender, prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres, la crisis que se vive en la frontera con Colombia impacta directamente a las mujeres migrantes, esta crisis hoy en día es un gran reto para ambos países que comparten la frontera. Panamá necesita desarrollar acciones que permitan atender las preocupaciones del Comité de la CEDAW.

  3. Condiciones de higiene y saneamiento: Durante el tránsito por el Tapón de Darién escasean las instalaciones de salud adecuadas, el hacinamiento dentro de las comunidades de llegada, la escasez de productos de higiene menstrual, la falta de sistema de saneamiento y agua acta para el consumo humano, agravan las condiciones de salud principalmente de las mujeres migrantes, la niñez y de la población LGTBQA+. Estas condiciones pueden llevar a infecciones y otras complicaciones médicas.Es necesario que este tipo de servicios estén al alcance de quienes transitan la frontera en condiciones tan precarias como las que se viven en la actualidad.  

  4. Impacto en la salud mental: El trauma asociado al proceso migratorio, el dolor y la pérdida de dejar atrás casa, familia, trabajo y la violencia sufrida en el camino, tiene profundas repercusiones psicológicas, que requieren atención especializada. Garantizar el acceso a la salud mental a las personas migrantes, principalmente a las mujeres que han sufrido violencia sexual en la travesía, resulta fundamental para contribuir a su estabilidad emocional  y así poder continuar su camino  en busca de mejores condiciones de vida. Resulta urgente y crucial que los estados, las organizaciones de sociedad civil y organizaciones internacionales,  apostadas en las estaciones de recepción de migrantes y en las comunidades de llegada,  proporcionen  atenciones y servicios integrales de manera que se protejan y garanticen los derechos humanos de las personas migrantes, estas atenciones se deben brindar sin racismo  y sin discriminzación, migrar es un derecho, ninguna persona migrante es ilegal. 



Comments


bottom of page