top of page

Intersecciones de la Ley 70 y el Festival Petronio Álvarez

Una Confluencia de la Herencia Afrocolombiana y la Defensa de los Derechos Humanos


En AFRORESISTANCE, vemos al Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez como más que un evento cultural. Es el festival más grande en honor a la cultura negra en las Américas. Desde su inicio en 1997, el festival se ha transformado en un faro de luz, que refleja la rica diversidad, el talento incomparable y el espíritu resiliente de la cultura afrocolombiana.





Cada año, se estima que mas de 1,200 artistas de la región pacífica de Colombia se reúnen en Cali, donde a través de la música, comparten su amor por nuestra cultura y nuestras propias historias, culturas e historias Negras. #PetronioAlvarez es un poderoso símbolo de nuestra continua lucha por la visibilidad, la inclusión y el reconocimiento de los derechos de las comunidades afrocolombianas.


Pero, no debemos olvidar que el Festival Petronio Álvarez se sostiene sobre las bases sólidas de la Ley 70 de 1993. Este instrumento legal, promulgado el 27 de agosto de 1993, reconoció y garantizó los derechos territoriales, culturales y económicos de las comunidades afrocolombianas, estableciendo un precedente histórico para nuestros derechos civiles. La Ley 70 ha desempeñado un papel vital en la protección y promoción de nuestros derechos humanos.


Desde su constitución en 1993, la implementación de la Ley 70 ha enfrentado múltiples desafíos, incluyendo la falta de reconocimiento y conciencia sobre su importancia en algunos sectores sociales y gubernamentales, a lo largo de los años diversos gobiernos colombianos no han reconocido plenamente la profundidad y el alcance de esta ley, en especial por las tensiones generadas por los intereses económicos que existen en y alrededor de las tierras ancestrales, la burocracia y lentitud en su puesta en marcha, la discriminación, la violencia y conflictos armados en territorios afrocolombianos, la carencia de herramientas efectivas para su aplicación integral y la falta de resolución de disputas.


En relación con lo anterior, la Ley 70, lejos de ser un mero hito del pasado, sigue siendo una herramienta activa y fundamental en la lucha de las comunidades afrocolombianas. Por ello, esta legislación no sólo se erige como una ruta de acceso a nuestros derechos, sino que actúa como un puente y una herramienta para que las comunidades afrocolombianas continúen exigiendo a los gobiernos de Colombia, en todos sus niveles, que rindan cuentas, validen nuestras tradiciones y protejan nuestras tierras y legado cultural.


Además, es fundamental continuar fomentando la creación e implementación efectiva de políticas públicas que no solo reconozcan nuestros derechos, sino que también establezcan planes, programas y proyectos destinados a transformar las realidades socio-económicas de las comunidades afrocolombianas. La lucha por la justicia, la igualdad y el reconocimiento va más allá de la mera inclusión; requiere un cambio sistemático y estructural. En palabras de Frantz Fanon, "Cada generación debe, en cierto grado, abrirse paso o perecer". Esta idea se refiere al deber continuo de las generaciones de luchar por sus derechos y definir su posición en el mundo.


En AFRORESISTANCE, creemos que es fundamental dar voz a todos los miembros de nuestra comunidad, nos unimos a las voces que demandan justicia e igualdad, incluyendo a las mujeres trans negras.


En este año 2023, marcando el 26° aniversario del Festival Petronio Álvarez y el 30° aniversario de la Ley 70, recordamos nuestro pasado y trazamos nuestro camino hacia el futuro. Tenemos el deber de continuar nuestra lucha por los derechos humanos, de seguir creando espacios seguros y de elevar nuestras voces en solidaridad. El retumbar de la marimba, la alegría de las danzas, el brillo de los vestuarios y la calidez humana en cada edición del festival, son recordatorios de la belleza de nuestra cultura y la importancia de la igualdad, la diversidad y los derechos humanos.


Instamos a todos a usar los hashtags #PetronioAlvarez y la #Ley70 no solo para celebrar nuestra historia y cultura, sino también para alentar a la acción. Juntos, podemos asegurar que la próxima generación de afrocolombianos, y en particular las mujeres negras y trans negras, puedan vivir en un país que celebre la diversidad, respete la inclusión y proteja los derechos humanos.



Comments


bottom of page